Idioma
buscar

 

Somos muy conscientes de que llevamos unos meses más desconectados por aquí de lo que nos gustaría, por eso sentía que, de algún modo, tenía que contaros todo lo que está pasando por nuestras cabezas y, por consiguiente, en nuestro estudio de fotografía.


 

Vaya por delante que, mi reciente segunda paternidad, me ha robado más horas en lo personal, tiempo que antes, normalmente, también invertía en mi trabajo y, en definitiva, en esta profesión que tanto me gusta y que tantas alegrías (y también esfuerzos) me genera.


 

Dicho esto, quería exponeros que se han producido pequeños cambios, no sólo físicos y decorativos en nuestro estudio, al que os invito a visitar cuando tengáis un huequito, sino también a cambios “estructurales y de filosofía” que estaba deseando transmitiros. Y es que el próximo mes de febrero Beltrán Fotógrafos cumple 10 años, es el décimo aniversario de un sueño que comenzó cuando un fotógrafo (y también videógrafo) de 24 años, especializado en el ámbito nupcial y con más de diez años de experiencia (apenas tenía 16 años cuando me metí de lleno en este mundo de la imagen) montaba su propio estudio justo “en frente del Alcampo”. Un estudio que ha crecido en todos los niveles, aunque quizá sería más acertado emplear el verbo madurar y lo ha hecho y mucho en esta década y, es por ello, que tenemos mucho que celebrar, mucho que agradecer a todos y cada uno de nuestros clientes y también, creo que es justo decirlo, a los muchos compañeros que de un modo u otro también han contribuido a nuestro progreso, ya sea como formadores, consejeros, maestros o, incluso, como competencia, de la sana claro.


 

Todo esto es solamente un minúsculo repaso por estos diez años de trabajo duro. Pero no os voy a engañar, también me ha restado tiempo de estar con los míos, probablemente la única cosa que no le perdono a esta profesión, pero oye, ya sabe, autónomo y fotógrafo…, un combo complicado. No obstante, tengo suerte de haberme rodeado de los mejores para afrontarlo con positividad y también con mucha ilusión y mucha mucha comprensión.


 

Y bueno a lo que voy que me ando por las ramas…nuestro trabajo sigue floreciendo, sin perder de vista las bodas, no me olvido en absoluto de nuestras parejas. Sin embargo, de un tiempo a esta parte nuestro pequeño estudio de fotografía se encuentro inmerso en un maravilloso vergel de todo lo relacionado con los peques de la casa (no solo en lo personal, coincidencias de la vida) y que queréis que os diga, me encanta y lo disfruto  muchísimo, para mí es muy importante, porque si no te gusta lo que haces… 


 

Creo firmemente que el hito que marcó este viraje laboral fue aquella primera foto que le hice a mi hija Paola (mi musa en mayúsculas) en su sesión newborn, nada como vivirlo en primera persona para saber la importancia de estas imágenes, de sus fotografías…relevancia que luego se extiende a las fotos de su primer añito, su primer verano, esas navidades llenas de inocencia e ilusión. Todo un proceso que tengo cada día más claro me apasiona inmortalizar y convertirlo en recuerdo imborrables. Los niños, desde que hacen su aparición minúscula en el embarazo, a su sesión new born, a la de smash cake cuando cumplen doce meses, o las divertidas y maratonianas sesiones de Navidad (el tiempo es el que es, no podemos hacerlas en febrero ;) ), , o cuando hacemos shooting estupendos en exteriores con atardeceres de película con toda la familia al completo…todos esos momentos son tan volátiles y efímeros que captarlos y presérvalos, además de vivirlos, en forma de fotografía me parece algo prácticamente irrenunciable y no me refiero a las fotos que se terminan borrando con el móvil o que se suben a las redes sociales, me refiero a esos recuerdos permanentes que se tatúan a fuego en nuestra memoria.


 

Con todo esto, sólo quiero transmitiros que esta decisión, esta nueva etapa que se abre, a mi juicio, espléndida en Beltrán Fotógrafos no ha sido una resolución arbitraria, tomada de forma precipitada o con prisas, sino madurada y deliberada desde la coherencia y, por qué no decirlo, desde la apetencia personal, la cual se transforma en objetivo prioritario para seguir realizándome profesionalmente. Lo que tengo claro es que mi trabajo, el trabajo del fotógrafo, tienes que amarlo y mimarlo, tanto desde un punto de vista personal como profesional.


 

Y por fin quiero presentaros al gran protagonista de este post y, por consiguiente, de la nueva ‘Colección New Born e Infantil’ que, a partir de estos días, encontraréis en nuestro estudio de la calle Felipe II.


 

Él es Guille’. No penséis que hemos hecho un estudio de mercado para decidir su nombre, aquí nos movemos mucho por el corazón y las emociones, así que ha sido mi hija de casi tres años la encargada de bautizar a “nuestra nueva mascota” , los más puristas podéis llamarla también imagen corporativa.


 

‘Guille’ va a ser el encargado de capitanear esta nueva propuesta que creo era necesaria en nuestro estudio, una nueva línea exclusiva, elegante, fresca y muy muy cuidada con la que queremos sorprender a todos “nuestros papis” y a nuestros futuros modelos…de ahí a que llevemos unos meses trabajando, mejorando, formándonos, adecuando y preparando nuestro estudio para la llegada por la puerta grande (literalmente y si no lo veréis cuando vengáis al estudio) de ‘Guille’. Una imagen que ha corrido a cargo de la ilustradora Aída Zamora (@aidazamorailustracion) y que ha diseñado especialmente para nosotros, en base a nuestra esencia, filosofía y a esta catarsis que hemos vivido en los últimos meses. También recoge esa parte intangible pero igual de importante que es nuestra inspiración, nuestra creatividad y nuestras ganas infinitas por seguir creciendo, mejorando y, sobre todo, ofreciendo lo mejor que sabemos hacer para nuestras pequeñas grandes familias.


 

Así, con toda la ilusión de este mundo, desbordantes de emoción, con cierto miedo, pero también con ambición, empieza esta transformación. Desde aquí os invito a que conozcáis esta nueva Colección y todo lo que tenemos preparado, a través de nuestras fotos, para esta etapa de la vida tan bonita, tan enriquecedora y, fundamentalmente, irrepetible en la que estáis inmersos. Papis, mamis, ‘Guille’ y nosotros estamos deseando poner nuestra alma y nuestro trabajo a vuestra disposición.

 

 




 
largo web

Segundo día después del Certamen de Calificaciones 2015 organizado por la Federación Española de Profesionales de la Fotografía y de la Imagen (FEPFI) y por fin puedo hacer una crónica de todo lo vivido en Segovia estos tres intensos días. 


Para empezar y como resumen podemos decir que dos de nuestras obras han sido meritadas y galardonadas, una en categoría de ‘Retrato’ y otra en ‘Boda’. Y ha sido esta última, la de Boda, la que ya forma parte de la Colección de Honor de este año, así que no podemos estar más contentos, eufóricos y agradecidos, es una excelente noticia que queríamos compartir con todos vosotros ☺


Aquí os las dejo, pero antes de seguir me gustaría hacer una mención especial a las personas que hicieron posible este arriesgado y sublime estilismo, para una obra que suponía todo un reto y un experimento para todo el equipo de Beltrán Fotógrafos: participar en la categoría de ‘Retrato’. Así que gracias infinitas por su profesionalidad, predisposición y creatividad a ‘Tonylo García Estilista’ (https://www.facebook.com/Tonylo-Garc%C3%ADa-Estilista-544538242301849/?fref=ts o también @tonylogariastylist8.9) . Fue todo ilusión, compromiso y buen hacer en cuanto se lo propusimos y vaya si salió bien, eres un maestro y desde aquí solo podemos darte las gracias por todo!!! Y bueno, de nada hubiese servido, ni el estilismo, ni la fotografía, sin nuestra modelo, Ángeles Martínez, que estuvo dispuesta desde que la llamamos, gracias Ángeles por dejarnos plasmar esa belleza tan serena y elegante que te caracteriza y, por supuesto, gracias por ser aún más guapa por dentro y por la paciencia infinita que tuviste el día de la sesión.


No me puedo olvidar de nuestros novios Sonia y José Manuel, protagonistas de nuestra primera Colección de Honor en ‘Boda’ y es que hay miradas que dicen tanto…y Sonia es buena prueba de ello. Y un “gran gracias” extensible a todas las parejas que confían en nuestro trabajo para plasmar ese gran día. Por vosotros es por lo que mejorar y participar en Certámenes de este tipo merece tanto la pena, sois nuestro motor y todo lo hacemos pensando en perfeccionar y poner más en valor el recuerdo de vuestra boda.


Tras estas primeras palabras, ahora quiero hacer un repaso “real”, más allá de galardones y reconocimientos, de lo que han sido estas Calificaciones, para mí ya cita ineludible e imprescindible año tras año. Y para empezar también tengo que decir que fueron más las obras presentadas, pero que todas ellas se quedaron a las puertas, faltaron a penas uno o dos puntos para que también tuvieran un lugar especial en este post, pero no fue posible. Así que esas obras que no pasaron el corte también me sirven de acicate para continuar trabajando, aprendiendo, mejorando…


Por eso, tengo que hablaros de esa “institución” que son todos los miembros del ‘Panel abierto’. Cuanto nos habéis enseñado, que magia escucharos y observaros, oíros debatir, explicar, exponer y criticar (constructivamente) cada imagen, sois para mí la esencia del Certamen y la mejor “master class” a la que he asistido. Y en este punto, tiene un lugar especial para mi Tony Limeres, el cual ha sido además mi formador este año. Creo que ya se lo dije el otro día, pero por si acaso le recuerdo que ha sido todo un orgullo y un privilegio contar con un maestro como él, destacando especialmente esa franqueza, implicación y experiencia con la que se ha dirigido a nosotros y es que hay personas que hacen magia con su cámara y con una mirada sobre cada imagen. Hablo de captar instantes, sentir el momento y además ser capaz de aplicar toda la técnica, clase y elegancia. Mi más profunda admiración.  


Así que repleto de entusiasmo y experiencias también hago un agradecimiento a todos aquellos que han hecho de estos días unas jornadas tan didácticas, instructivas y por supuesto divertidas.


Gracias a Eva (Cordero) por su paciencia infinita, por su atención y por esos consejos, recomendaciones y sugerencias que valen su peso en oro, es increíble como tu identidad se marca en cada instantánea y como tus fotografías tienen tanta alma…Gracias también a Carmen (Martín) esa gran dama de la fotografía y de la vida, toda una veterana a la que no me canso de escuchar…recuerdo como en mis primeras Calificaciones tú fuiste la primera en tenderme la mano y explicarme cómo funcionaba todo, quien era quien y que lo intentase…sabes que es mucho el cariño que te tengo y por supuesto también mi más profunda admiración, porque seguir ahí y así después de tanto tiempo solo puede ser fruto de la excelencia y el trabajo duro, solo hay que ver tus fotos.


Gracias en mayúsculas a nuestro Cence (José Luis)!!!! Por crack, por  buen compañero, mejor persona y porque además de un gran fotógrafo eres para mí un amigo de los de verdad, afortunado tío de compartir esta experiencia contigo año tras año (pero sin mariconadas ehhh)! Esperemos vernos en los Quijotes aunque sea de visita :P


Y por supuesto millones de gracias a mi mujer, la persona que mas me apoya  y me acompaña en todo lo que hago, que me aporta el 100% de mi seguridad y que me ilusiona cada día con sus cientos de ideas, consejos y ganas de hacer cosas nuevas y diferentes, te quiero infinito... te debo tanto...


Así que todo esto es lo que me llevo de este año: ansías por mejorar, miradas al futuro para seguir aprendiendo y momentos, fotógrafos y compañeros que hacen que siga teniendo la misma ilusión y ganas en esta profesión, porque las Calificaciones suman y porque nuevamente son un chute de energía, positividad y aprendizaje para mí. El año que viene esperemos que sean más y mejor!!!!!

 
colección de honor

Una vez que eres padre (en mi caso esta aventura comenzó en enero de 2015) tu lista de prioridades claramente se ve modificada, donde antes estaba el ‘yo’, ahora está el ‘ella’, cuando antes decíamos ‘nosotros’ ahora decimos ‘nuestra familia’…eso es una verdad universal, un bebé, un hijo, en mi caso una hija, te cambia por completo el esquema vital, la planificación de tu tiempo, el transcurrir de los días…

Es precisamente en esa vorágine de crianza, crecimiento y aprendizaje paternal, de circunstancias y de momentos, los encargados de engullir fácil y rápidamente  las horas, los días, los instantes y es que…que rápido crecen, que pronto se pasa el tiempo una vez metidos en faena…que penita y, sobre todo, que lástima que no podamos plasmar cada una de todas esas millones de primeras veces en una imagen…y claro, ahora estáis pensando todos, menos mal que existen los móviles…ERROR, y error en mayúsculas.

Esas fotos serán guardas en un disco duro en el mejor de los casos y pasarán a formar parte de la carpeta de FOTOS AÑO TAL, nada más.

Hay momentos de la vida que merecen ser recordados para siempre y que es necesario volver a vivirlos una vez ha pasado un tiempo y yo creo que uno de esos instantes especiales es el de ver como aquel bebé que nació indefenso y arrugadito, calmado y dormilón (ahí tenemos las fotos de newborn, si quieres ver algunas pincha en este enlace) http://www.beltranfotografos.es/galerias/infantil#!467  se está convirtiendo en un niño travieso, divertido o dulce y cada vez más independiente de ti. Su primer diente, sus primeros pasos, su primera carcajada…mil y un momentos que deben ser recordados por el incalculable valor que tienen y realmente merece la pena que sean plasmados en bonitas imágenes, cuidadas y preparadas para que perduren en el tiempo de forma consciente y profesional, recuerdos hechos fotografía como las que nosotros le hicimos no hace mucho a nuestra hija Paola. ¿Quieres dejar en un disco duro instantes tan especiales de la vida de tu hijo? ¿O prefieres tenerlos en un lugar privilegiado?

Sé que a veces supone un esfuerzo en muchos aspectos (mi mujer me ha insistido durante meses para que se las hiciésemos y yo nunca tenía un hueco para ello, si…. a veces en casa de herrero…), pero yo creo que, en este caso, ha merecido mucho la pena.

 
000

Una boda está llena de momentos especiales, eso es innegable. De hecho, uno de los encantos principales de un día de estas características es que, por más bodas a las que vayamos como fotógrafos, todas tienen un algo especial, un instante mágico, un toque diferenciador, una situación distinta, simbólica y personal para cada pareja. 

Y como no, la novia es la eterna gran protagonista y para muchas chicas uno de esos elementos híper especiales son los zapatos de ese día ‘B’. De hecho, son uno de los objetos fetiches para ellas y, por supuesto, también tienen su momento de especial relevancia a la hora de fotografiarlos y, por consiguiente, un lugar destacado para el álbum de boda. Y sino, ¿de todas las que estéis leyendo este post, quién no tiene una foto de los encargados de llevarte al día más feliz de su vida?

De ahí a que también tenga especial significado la elección de los mismos. Da igual sin son cómodos, con tacón de vértigo, de una u otra firma, de algún color especial y diferente al eterno blanco, o si es tipo sandalia, peeptoes, stilleto, unas esparteñas muy especiales, con flores, cristales o lazos. Lo que está claro es que una novia nunca los olvidará y, si fuese así, aquí estamos nosotros para que ese recuerdo también esté bien presente en su álbum de boda ;) si no fuera por nosotros :P

Un complemento mítico, singular y único que te “llevará” literalmente a un instante tan inolvidable como el día de tu boda y sino que le pregunten a la importancia del calzado a otro tipo de “novias”

…el eterno zapato de cristal de Ceniecienta

…los chapines de rubíes de Dorothy en el Mago de Oz

…las bailarinas desgastadas de las Doce princesas bailarinas de los cuentos de Grimm

…y como olvidar los Manolo Blahnik en azul Klein de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York, esos sí que son un verdadero icono jejeje

P.D. Lógicamente he tenido algo de ayuda a la hora de escribir este post ;P

 
001

Nadie te dijo que serías capaz de amar tanto, de forma tan intensa y tan incondicional, que serías tan generosa, tan paciente, tan cauta, tan dulce y tan valiente. Nadie te contó lo humanamente imperfecta que te sentirías y, a la vez, lo completa y plena que te haría sentir ser su mamá.

Tampoco sabías que iba ser uno de los retos más difíciles y duros a los que te ibas a enfrentar. Y hubo tantas cosas que no pensaste…

1. Por descontado no pensabas lo lento, arduo y cansino que podía llegar a ser el embarazo. No es un camino de rosas, es un proceso físico, mental y emocional brutal que nadie te enseña a sobrellevar.

 

2. No pensabas si el parto iba a ser sencillo o complicado, si sería natural o cesárea, tú estabas lista para dar todo y más de ti, por él o por ella, sólo era ese tu objetivo.

3. No pensaste lo doloroso que podía llegar a ser darle de comer, las grietas en el pecho o la frustración de no tener alimento o, incluso, las críticas que recibirías si decidías no amamantar a tu bebé.

4. No pensaste las noches sin dormir que ibas a pasar o el duermevela constante al que ibas a estar sometida o que la luz de la lamparita que a penas habías usado (siempre utilizabas el móvil) ahora sería la única testigo de tu dedicación y esfuerzo.

5. No pensaste todo lo que ibas a llorar, a veces con motivo y a veces sin él…una veces serían las hormonas, otras la inexperiencia, otras el miedo a lo que desconoces u otras el mismo cansancio acumulado.

6. No pensaste que habría momentos en los que te sentirías sola pese a estar rodeada de mucha gente y que, en ocasiones, tu soledad y la de tu bebé serían tan inmensas. 

7. No pensaste en lo que te dolería cualquier nimiedad que le sucediera y lo que sufrirías por una décima de fiebre o por un pañal sin caquita.

8. No pensaste que habría momentos en los te faltarían las fuerzas y quisieras salir corriendo sin billete de retorno, sola, sin querer mirar atrás.

9. No pensaste en lo importante que es tu pareja para ti, en el equipo tan perfectamente sincronizado que formaríais; y, por supuesto, en que tu pareja sería tu gran aliado y te daría aliento cuando más perdida te pudieras sentir

10. No pensaste en que no tendrías tiempo para ti, para casi nada, porque no lo hay o porque una vez en materia, no te pararías a pensar que tú también eres un ser humano con necesidades individuales, personales e intransferibles y además te castigarías por ello.

11. No pensaste en lo que echarías de menos el silencio, las horas muertas y aburridas en el sofá, el ver una peli o tu serie preferida sin ningún corte y sin tener que dar al pause o rebobinar para pillar el hilo argumental.

12. No pensaste en lo que supone disfrutar de una comida o una cena sin interrupciones, paladeando cada sorbo o disfrutando de cada dentellada, sin demandas cada minuto. Con la de veces que has comido a toda mecha porque tu agenda demandaba alguna cita laboral o personal o algún evento…

13. No pensaste en la cantidad de veces que irías a perder tu precioso tiempo a los pies de su cuna o de su cama, simplemente para ver como duerme plácidamente.

14. No pensaste que habría momentos en los que sacaría lo peor de ti, esos en los que te desprecias a ti misma…pero tranquila eres humanamente imperfecta para ti, pero no hay nadie más increíble, infalible y magnífico para esa personita.

15. Pero sobre todo no pensaste, porque obviamente no lo sabías, y aunque creías imaginarlo, la realidad ha superado con creces todo lo que te habían contado…, que lo más grande, real, bello y gratificante que te podía pasar en la vida era ser mamá. Porque es un cúmulo de dulce e irresistibles renuncias que te llenan el alma y tu ser por completo. 

16. No pensaste que serías capaz de albergar la dicha más gigantesca, la felicidad más absoluta, el amor más puro y el sentimiento más salvaje y verdadero que podrías imaginar. 

17. No pensaste que podrías encontrar la paz más infinita sólo con mirar sus piececitos mientras duerme serenamente. 

18. No pensaste en que encontrarías un nuevo y auténtico sentido vital, donde habrá segundos que serán mágicos y esplendorosos. 

19. No pensaste en que vivirías tantas primeras veces en tan poco tiempo, todas especiales e inolvidables: su primera caquita, su primer sonrisa, su primera carcajada, su primer estornudo, su primer eructo, su primera sensación de soledad, pese a que estés a unos centímetros a su lado, su primera decepción, su primera mirada de amor hacia a ti que te dejará totalmente obnubilada…la más linda que jamás podrás llegar a sentir.

20. No pensaste que ya nunca serías la misma persona y que tampoco querrías volver a serla, simplemente porque ya no sabrías vivir sin esa personita que lo es todo, completamente todo para ti.

21. No pensaste en que ya tú no serías la primera de tu lista de prioridades porque todo tu ser se va a concentrar en crear, confeccionar, modelar y proyectar felicidad para esa personita que te acaricia la mano y te hace perder el norte.

22. Y, por último, nunca pensaste que en esta aventura de la maternidad de la que tanto habías oído hablar, tanto te habían explicado y tanto habías imaginado desde que eras una niña, iba a ser el proceso más maravilloso, enriquecedor, placentero y feliz de tu vida, porque una vez que eres madre todo tu universo rebosa amor, dulzura, generosidad, compresión, paciencia y la felicidad más superlativa que puedas imaginar…

Porque de repente todos esos valores surgen y si agitan dentro de ti, proyectados en esa personita que hace que seas la mejor versión de ti misma, sin nadie más, tú en tu propia esencia, imperfecta, etérea y convertida para siempre en la compañera, la amiga, la confidente, la defensora, la protectora, la tolerante, la serena…Y pasarás por mil y una etapas a su lado, desde que es un bebé hasta que veas a esa personita volar por si sola,…en cualquier caso, en cada uno de esos instantes mientras veas su evolución, tú te mirarás al espejo y te sentirás madre y, entonces, verás lo que para ti es la mejor interpretación de ti misma, porque sabrás que cuando todo empezó y, mientras siguió sucediendo en tu vida, tu sólo te has preocupado de hacerle feliz, aprender, perseverar, luchar, sentir y disfrutar. 

 

Y entonces te darás cuenta que no ha hecho falta pensar en nada de lo dicho anteriormente, porque te has dedicado a vivir en primera persona toda esta transformación y su felicidad y bienestar ha sido, es y será lo verdaderamente importante para ti.

  

A todas las mamás valientes, auténticas e increíblemente imperfectas. No hay labor más grandiosa que ser o sentirse madre.

 
000

Y seguimos a tope con el curro en el estudio con nuestros peques y también en exteriores con prebodas y postbodas, dándole forma y mimando los recuerdos que nos confían todos nuestros clientes y es que a veces no somos conscientes del trabajo tan importante, sobre todo, en valor emocional y testimonial que tiene nuestro trabajo, yo ahora desde que soy padre me he dado cuenta del valor de esas pequeñas cosas…cuánto nos enseñan estos locos bajitos ehhh, en mi caso, una locuela que me tiene totalmente obnubilado jejejeje 

Momento padre primerizo aparte, habéis pensado que los fotógrafos somos algo así como captadores de recuerdos…? Una especie de magos de esos instantes importantes en la vida de cualquier persona y que, además, somos capaces de plasmar todas esas emociones y circunstancias en papel???? Es una gran responsabilidad y, más áun, está claro que también es un gran orgullo y un lujo para todos los que amamos este trabajo…de hecho, con el paso del tiempo sólo nos queda ese bonito recuerdo en el alma o en nuestra memoria pero también en un álbum de fotos, en nuestras fotos, ya bien sea en formato digital o físico…

En fin, tras esta pequeña reflexión filosófico-laboral de hoy os traigo un nuevo post de unos novios muy especiales para nosotros, porque tenemos la suerte de que son también amigos además de unos clientes estupendos. Os hablo de Nico y Ana, una pareja de Granada que contó con nosotros para captar, como os decía antes, el día de su boda, que vivimos con mucha ilusión y nervios…Y es que no podremos olvidar todas las sensaciones que sentimos en ese momento tan bello (y que tanto disfrutan y viven las novias) de Ana cuando entró a la iglesia del brazo de su padre y vio al final del pasillo a Nico, con la banda sonora inigualable del maestro Guillermo Fernández a la guitarra… un momento mágico que todos tenemos aún grabado en nuestras memorias.

Hicimos unas fotos muy especiales y elegantes en los exteriores de ese día en el precioso pueblo de Ana, en Húescar (Granada), pero si algo destacaría de las instantáneas de Ana y Nico sería muy probablemente su postboda en Granada capital. Su particularidad es que, probablemente, le dimos una vuelta de tuerca a la belleza innegable de la ciudad de Alhambra y recorrimos otros rincones menos habituales, pero igualmente encantadores y evocadores que los novios mismos eligieron, simplemente porque esos lugares, formaban parte de su particular historia de amor. Con esto, sólo nos queda decir la importancia de la implicación de nuestras parejas en nuestro trabajo, porque captar y trasladar su entidad a sus fotografías para nosotros es todo un reto y, por supuesto, todo un placer. Como siempre os digo: nosotros sólo pretendemos contar vuestra historia en imágenes. Así que dejo que las suyas hablen por si solas…

Mil gracias chicos por vuestra disposición y por el cariño con el que nos habéis tratado y ahora mucha felicidad, amor y nuestros mejores deseos para esa nueva etapa que estáis a punto de emprender como papis!!! Deseando estamos captar las primeras imágenes del pequeño Nico!!!

 
012

Sí, lo sabemos, os hemos tenido un poco abandonados por las redes sociales estos dos últimos meses, nos disculpamos con un agradecimiento eterno puesto que ha sido una campaña de comuniones muy intensa que nos ha hecho estar muy centrados en nuestros pequeños protagonistas, sus papis y mamis, y la ilusión tan grande que todas las familias han puesto en un día tan especial para los peques (o ya no tan peques ;P) de la casa.
Dicho esto, sacamos un huequito para contaros que ya estamos inmersos, oficialmente, en nuestra agenda de bodas 2016 y para ello que mejor que contaros un poquito de esta pareja tannnnn especial para nosotros. Os acordáis de la peli “Tú a Bostón y yo a California” pues algo así nos recuerda este par de dos que nos conquistaron desde el minuto uno. Y es que ellos, desde que vinieron a contratarnos ya se mostraron tal y como son, originales y diferentes, con muchísimas personalidad y con las ideas muy claras (y también locas, como diría nuestra novia de hoy jejeje) de todo lo que iba a rodear el día de su boda. Por lo pronto os cuento: ella, Pilar, sevillana de pura cepa. Él, Jesús, almeriense (de un pueblo en concreto, pero más adelante os desvelaré cual es ). Ambos se conocieron en la Universidad de Málaga. (Como secretillo añadido os diré que fueron amigos y compañeros de clase durante todaaaaaaa la carrera sin atreverse a decirse nada de nada de lo que sentían, hasta que un año después de terminar su licenciatura decidieron que ya no podían vivir el uno sin el otro…ay el amor…;)  Y por si fuera poco en esta preciosa y singular historia los dos viven ahora en Londres, después de una larga relación a distancia, ¿habéis visto cómo cuando se quiere, se puede?… 
Así que con este plantel geo espacial qué pensáis que puede contener su álbum de boda.
Pilar y Jesús se casaron en una preciosa ceremonia religiosa, íntima y tradicional en Sevilla, donde también tuvo lugar una celebración llena de sorpresas y detalles para todossssss sus amigos y familiares.  La verdad es que Sevilla es una ciudad preciosa, llena de magia y de un “color especial” y eso se transmitió a la perfección en la sesión de exteriores que realizamos el mismo día de la boda.
Y ahora viene lo bueno, para el postboda nuestros novios de hoy tenían clarísimo que tenía que ser en la ciudad que los ha visto crecer como pareja. Con todo el equipo nos trasladamos hasta Londres para recorrer los rincones que Jesús y Pilar querían que formarse parte del recuerdo de su boda, así que ellos fueron quienes nos plantearon una ruta alternativa y muy distinta de los lugares más emblemáticos de la ciudad de su graciosa majestad. Por su puesto, Pilar, novia atrevida donde las haya apostó por un bridal look más atrevido y aderezó su precioso vestido de Rosa Clara con medias de colores, biker de cuero y un look pin up que, sin duda, ha aportado un toque muy cañero y diferente a esta parte del postboda. Un estilo rompedor e impactante que también se trasladó a la indumentaria de Jesús.
Y como bien os decía al principio, nuestro novio de hoy es de un pueblecito, en concreto de Escúllar, en la comarca de Las Tres Villas, lo que nos llevó irremediablemente a saborear otro de los excelentes paisajes que nos regala nuestra queridísima provincia. Y es que Almería nos ofrece tantas posibilidades, tantos paisajes, tantas texturas y variedades cromáticas y, en definitiva rincones tan hermosos…
Así que con ellos ha sido muy fácil dejarse llevar y adaptarnos a sus deseos y apetencias, siempre guardando el alma de trabajo que llevamos por bandera en Beltrán Fotógrafos. Imágenes limpias y claras que cuentan una historia, su historia, bajo un prisma de conceptos tan básicos como la sencillez y la frescura, con técnica y toda nuestra experiencia. Así que sólo darle las gracias a nuestra pareja viajera y desearles todo lo mejor en su nueva vida y ahora a hacerle kilómetros al álbum de boda ;)

 
000

Una boda con tus peques, quizás sea el mejor plus para celebrar tu boda, imagínate mezcla unos de los días mas bonitos de tu vida con lo que sin duda es lo mas especial que puedes llegar a tener, tu peque.

Creed que las parejas que experimentan la sensación de casarse con su hijo/a y además lo hacen totalmente participe de la boda lo disfrutan al 1000x1000.

En concreto con Miguel Ángel y Sonia fue mas especial aun si cabe, sus fotos de postboda con su niña, ademas de tener un completo reportaje de pareja lo mezclaron con muchas fotos de familia, los tres, una gozada de fotos, no gustan cada vez mas por lo que se ve en ellas, amor absoluto de unos papis a su pequeñita.

Nuestra experiencia fue lo mas, una tarde mas que divertida en la que la vitalidad nos invadía por cada rincón, la magia de momentos cómplices que perduraran para siempre en su recuerdo gracias a unas fotos preciosas.

Esperamos que os guste mucho mucho...

 
001

‘Save the day’, ‘Reserva la fecha’ o ‘Preinvitación de boda’. Bajo estas premisas podemos encontrar esta nueva posibilidad y también una de las tendencias de esta temporada que nos ofrece el mundo de las bodas, y que nos posibilita la opción de transmitir una buenísima noticia, ¡Nos casamos, así que reserva X fecha! Es un nuevo concepto implantado ya en Estados Unidos y que se está calando mucha fuerza en España, así que nosotros hemos decidido proponerlo para vosotros, parejas almerienses.

El concepto es muy simple, como habréis imaginado la mayoría. Las invitaciones de boda suelen entregarse un par de meses antes de la boda (unas siete u ocho semanas dice el protocolo, aunque hoy día cada pareja decide entregarlas marcando sus propios tiempos). La cuestión es que la preinvitación, en español, o el ‘Save the date’ nos permite adelantar a nuestros invitados la fecha de la boda, postponiendo el lugar o la hora exacta más adelante en la invitación oficial. Es una fórmula divertida e innovadora para decir “ey no hagáis planes para este día, ya os formalizaremos todos los datos más adelante”.

 

Así, en Beltrán Fotógrafos, hemos decidido incluir, entre otras novedades, este nuevo concepto entre las alternativas de nuestra Colección de Bodas 2015. Por eso, os proponemos este nuevo producto que, a través de fotografías sencillas y frescas, y sin necesidad de robaros mucho tiempo, realizadas bien en nuestro estudio o en exteriores, bajo la temática que elijáis y poniéndole creatividad y mucha alma, sorprendáis a vuestros invitados. Estos son alguno de los diseños que os proponemos pero, como siempre, el límite lo pone vuestra imaginación. Por ello, os invitamos a que paséis por nuestro estudio y nos contéis vuestras propuestas o ideas para hacer llegar cuanto antes a vuestros invitados y amigos una reserva formal de la fecha del día de vuestra de boda.

 
IMG_4654

Satisfacción, alegría, recompensa, agradecimiento, ilusión, fuerzas y una inyección de motivación enorme. Con estas palabras podría describir lo que han sido estos tres días tan intensos en Valladolid en el Certamen de Calificaciones organizado por FEPFI (Federación Española de Profesionales de la Fotografía y la Imagen) o lo que es lo mismo unos de los congresos nacionales de fotógrafos y videográfos más importantes de nuestro país. 

Y es que no podemos estar más contentos y orgullosos, porque tres de nuestras obras, una en la categoría de ‘Boda’ y otras dos en la de ‘Paisaje’ han sido Obras de Mérito y, por si fuera poco, una de ellas calificada como ‘Obra excelente’ con un total de 88 puntos sobre 100 (puntuación que os aseguro es muy difícil de obtener) y que ha pasado a formar parte de la Colección de Honor de la Federación, algo inesperado y tan tan tan gratificante para nosotros que no hay palabras para describir lo vivido en esa noche del domingo, cuando a las tres de la mañana vi que esta fotografía entraba a formar parte de este “gran palmarés profesional” que conforman la Colección de Honor, y donde cada año entran a formar parte algunas las mejores obras de este país.

 

Para quien quiera conocer más detalladamente qué es exactamente el certamen os dejo el enlace que la propia FEPFI tiene en su web sobre el congreso: http://www.fepfi.es/es/calificaciones

 

Y no sólo ha sido una experiencia gratificante por este motivo, sino también porque, sin duda alguna, es uno de los mejores foros formativos y de aprendizaje, de convivencia y encuentro con grandes profesionales de la imagen de todo el mapa nacional. Un verdadero lujo donde aprender, observar, intercambiar experiencias y conocer a verdaderos número de uno de la fotografía de este país y, sobre todo, a grandes compañeros. Un foro, donde mejorar y absorber vivencias y experiencias es el objetivo principal, y la evaluación y el análisis constructivo de tu trabajo y de las fotografías presentadas en general, el aliciente y la esencia para querer seguir creciendo como profesional.

 

Y no me quiero enrollar más, pero también creo que es de justicia hacer mención de la importancia de este Certamen por lo que reporta y recompensa a los profesionales que participamos, así como al esfuerzo enorme de la Federación y de todos los voluntarios, organización, auxiliares y jueces que se dejan la piel, los sentidos y su buen hacer en conseguir que año tras años el Certamen sea una de las fechas marcadas en rojo en el calendario, por su relevancia y notoriedad. 

Dicho esto, aquí os presento nuestras tres obras, dos de ellas, en concreto, las de Paisaje, que forman parte de un proyecto personal, de ese fotógrafo más íntimo que hay en mí, de ese niño que siempre quiso dedicarse a la imagen fija de forma profesional, simplemente por amor puro y duro a la fotografía, a esa devoción innata que muchos de nosotros poseemos y que, posteriormente, tenemos la suerte de hacerla nuestro modo de vida y nuestra profesión y sustento.

Dos fotos tomadas en el pueblo natal de mi mujer en Huéscar (Granada (se que a ella le gusta que lo diga)), de esas fotos que, para mí, transmiten mil y un sensaciones, que ya palpas desde el momento en que la capturas con tu cámara, donde reconoces lo importante que es trabajar en lo que más te gusta. 

 

Y la otra gran alegría de estas Calificaciones ha sido esta imagen en la categoría de ‘Boda’, de la que, porque no decirlo, me siento especialmente orgulloso. Una novia real, de mi clientela de esta temporada, Sandra. Una foto tomada el mismo día de su boda, justo antes de ir a la celebración. Una foto que desde el minuto uno me transmitió naturalidad, elegancia, sutileza y una belleza serena que, creo, se plasmó a la perfección en esta fotografía en blanco y negro.

 

En resumen, sólo puedo decir que ha sido una experiencia maravillosa en todo y por todo lo vivido allí. Un gracias infinitivo a todos los que han estado ahí, a mi lado durante la preparación de este Certamen y durante la celebración del mismo, no hace falta que diga quienes sois, vosotros lo sabéis. Y gracias también a compañeros, amigos y clientes por vuestras palabras de ayer y por las recibidas durante este fin de semana en Valladolid. Todo esto sigue siendo un revulsivo para seguir creyendo, perseverando y enamorándome de esta profesión, por todo lo que me da, laboral y personalmente.

 
001