Idioma
buscar

 

Somos muy conscientes de que llevamos unos meses más desconectados por aquí de lo que nos gustaría, por eso sentía que, de algún modo, tenía que contaros todo lo que está pasando por nuestras cabezas y, por consiguiente, en nuestro estudio de fotografía.


 

Vaya por delante que, mi reciente segunda paternidad, me ha robado más horas en lo personal, tiempo que antes, normalmente, también invertía en mi trabajo y, en definitiva, en esta profesión que tanto me gusta y que tantas alegrías (y también esfuerzos) me genera.


 

Dicho esto, quería exponeros que se han producido pequeños cambios, no sólo físicos y decorativos en nuestro estudio, al que os invito a visitar cuando tengáis un huequito, sino también a cambios “estructurales y de filosofía” que estaba deseando transmitiros. Y es que el próximo mes de febrero Beltrán Fotógrafos cumple 10 años, es el décimo aniversario de un sueño que comenzó cuando un fotógrafo (y también videógrafo) de 24 años, especializado en el ámbito nupcial y con más de diez años de experiencia (apenas tenía 16 años cuando me metí de lleno en este mundo de la imagen) montaba su propio estudio justo “en frente del Alcampo”. Un estudio que ha crecido en todos los niveles, aunque quizá sería más acertado emplear el verbo madurar y lo ha hecho y mucho en esta década y, es por ello, que tenemos mucho que celebrar, mucho que agradecer a todos y cada uno de nuestros clientes y también, creo que es justo decirlo, a los muchos compañeros que de un modo u otro también han contribuido a nuestro progreso, ya sea como formadores, consejeros, maestros o, incluso, como competencia, de la sana claro.


 

Todo esto es solamente un minúsculo repaso por estos diez años de trabajo duro. Pero no os voy a engañar, también me ha restado tiempo de estar con los míos, probablemente la única cosa que no le perdono a esta profesión, pero oye, ya sabe, autónomo y fotógrafo…, un combo complicado. No obstante, tengo suerte de haberme rodeado de los mejores para afrontarlo con positividad y también con mucha ilusión y mucha mucha comprensión.


 

Y bueno a lo que voy que me ando por las ramas…nuestro trabajo sigue floreciendo, sin perder de vista las bodas, no me olvido en absoluto de nuestras parejas. Sin embargo, de un tiempo a esta parte nuestro pequeño estudio de fotografía se encuentro inmerso en un maravilloso vergel de todo lo relacionado con los peques de la casa (no solo en lo personal, coincidencias de la vida) y que queréis que os diga, me encanta y lo disfruto  muchísimo, para mí es muy importante, porque si no te gusta lo que haces… 


 

Creo firmemente que el hito que marcó este viraje laboral fue aquella primera foto que le hice a mi hija Paola (mi musa en mayúsculas) en su sesión newborn, nada como vivirlo en primera persona para saber la importancia de estas imágenes, de sus fotografías…relevancia que luego se extiende a las fotos de su primer añito, su primer verano, esas navidades llenas de inocencia e ilusión. Todo un proceso que tengo cada día más claro me apasiona inmortalizar y convertirlo en recuerdo imborrables. Los niños, desde que hacen su aparición minúscula en el embarazo, a su sesión new born, a la de smash cake cuando cumplen doce meses, o las divertidas y maratonianas sesiones de Navidad (el tiempo es el que es, no podemos hacerlas en febrero ;) ), , o cuando hacemos shooting estupendos en exteriores con atardeceres de película con toda la familia al completo…todos esos momentos son tan volátiles y efímeros que captarlos y presérvalos, además de vivirlos, en forma de fotografía me parece algo prácticamente irrenunciable y no me refiero a las fotos que se terminan borrando con el móvil o que se suben a las redes sociales, me refiero a esos recuerdos permanentes que se tatúan a fuego en nuestra memoria.


 

Con todo esto, sólo quiero transmitiros que esta decisión, esta nueva etapa que se abre, a mi juicio, espléndida en Beltrán Fotógrafos no ha sido una resolución arbitraria, tomada de forma precipitada o con prisas, sino madurada y deliberada desde la coherencia y, por qué no decirlo, desde la apetencia personal, la cual se transforma en objetivo prioritario para seguir realizándome profesionalmente. Lo que tengo claro es que mi trabajo, el trabajo del fotógrafo, tienes que amarlo y mimarlo, tanto desde un punto de vista personal como profesional.


 

Y por fin quiero presentaros al gran protagonista de este post y, por consiguiente, de la nueva ‘Colección New Born e Infantil’ que, a partir de estos días, encontraréis en nuestro estudio de la calle Felipe II.


 

Él es Guille’. No penséis que hemos hecho un estudio de mercado para decidir su nombre, aquí nos movemos mucho por el corazón y las emociones, así que ha sido mi hija de casi tres años la encargada de bautizar a “nuestra nueva mascota” , los más puristas podéis llamarla también imagen corporativa.


 

‘Guille’ va a ser el encargado de capitanear esta nueva propuesta que creo era necesaria en nuestro estudio, una nueva línea exclusiva, elegante, fresca y muy muy cuidada con la que queremos sorprender a todos “nuestros papis” y a nuestros futuros modelos…de ahí a que llevemos unos meses trabajando, mejorando, formándonos, adecuando y preparando nuestro estudio para la llegada por la puerta grande (literalmente y si no lo veréis cuando vengáis al estudio) de ‘Guille’. Una imagen que ha corrido a cargo de la ilustradora Aída Zamora (@aidazamorailustracion) y que ha diseñado especialmente para nosotros, en base a nuestra esencia, filosofía y a esta catarsis que hemos vivido en los últimos meses. También recoge esa parte intangible pero igual de importante que es nuestra inspiración, nuestra creatividad y nuestras ganas infinitas por seguir creciendo, mejorando y, sobre todo, ofreciendo lo mejor que sabemos hacer para nuestras pequeñas grandes familias.


 

Así, con toda la ilusión de este mundo, desbordantes de emoción, con cierto miedo, pero también con ambición, empieza esta transformación. Desde aquí os invito a que conozcáis esta nueva Colección y todo lo que tenemos preparado, a través de nuestras fotos, para esta etapa de la vida tan bonita, tan enriquecedora y, fundamentalmente, irrepetible en la que estáis inmersos. Papis, mamis, ‘Guille’ y nosotros estamos deseando poner nuestra alma y nuestro trabajo a vuestra disposición.

 

 




 
largo web

Una vez que eres padre (en mi caso esta aventura comenzó en enero de 2015) tu lista de prioridades claramente se ve modificada, donde antes estaba el ‘yo’, ahora está el ‘ella’, cuando antes decíamos ‘nosotros’ ahora decimos ‘nuestra familia’…eso es una verdad universal, un bebé, un hijo, en mi caso una hija, te cambia por completo el esquema vital, la planificación de tu tiempo, el transcurrir de los días…

Es precisamente en esa vorágine de crianza, crecimiento y aprendizaje paternal, de circunstancias y de momentos, los encargados de engullir fácil y rápidamente  las horas, los días, los instantes y es que…que rápido crecen, que pronto se pasa el tiempo una vez metidos en faena…que penita y, sobre todo, que lástima que no podamos plasmar cada una de todas esas millones de primeras veces en una imagen…y claro, ahora estáis pensando todos, menos mal que existen los móviles…ERROR, y error en mayúsculas.

Esas fotos serán guardas en un disco duro en el mejor de los casos y pasarán a formar parte de la carpeta de FOTOS AÑO TAL, nada más.

Hay momentos de la vida que merecen ser recordados para siempre y que es necesario volver a vivirlos una vez ha pasado un tiempo y yo creo que uno de esos instantes especiales es el de ver como aquel bebé que nació indefenso y arrugadito, calmado y dormilón (ahí tenemos las fotos de newborn, si quieres ver algunas pincha en este enlace) http://www.beltranfotografos.es/galerias/infantil#!467  se está convirtiendo en un niño travieso, divertido o dulce y cada vez más independiente de ti. Su primer diente, sus primeros pasos, su primera carcajada…mil y un momentos que deben ser recordados por el incalculable valor que tienen y realmente merece la pena que sean plasmados en bonitas imágenes, cuidadas y preparadas para que perduren en el tiempo de forma consciente y profesional, recuerdos hechos fotografía como las que nosotros le hicimos no hace mucho a nuestra hija Paola. ¿Quieres dejar en un disco duro instantes tan especiales de la vida de tu hijo? ¿O prefieres tenerlos en un lugar privilegiado?

Sé que a veces supone un esfuerzo en muchos aspectos (mi mujer me ha insistido durante meses para que se las hiciésemos y yo nunca tenía un hueco para ello, si…. a veces en casa de herrero…), pero yo creo que, en este caso, ha merecido mucho la pena.

 
000

A punto de comenzar la navidad nosotros ya tenemos listo nuestro arbolito, que mejor manera que llenarlo de fotos muy especiales de algunos peques que nos han visitado este año. Una pequeñita selección que nos permite recordar grandes momentos de todos los peques que han pasado por nuestro estudio, por supuesto a todos ellos les deseamos nuestro mejores deseos para el próximo año y esperamos volver a verlos muy pronto por aquí.

Pues lo dicho, que paséis una felicísima navidad y que disfrutéis mucho con los vuestros.

Pos cierto espero que os guste nuestro arbol ;)

 
Arbol

En estos días la nostalgia se está apoderando de nuestro estudio de fotografía, y la culpa no es de otros que de ver cómo vienen los peques tan ilusionados y preparadísimos para hacerse sus fotos navideñas, y es que son los reyes de la casa, pero en estos días estamos descubriendo algo más… Está claro que comienzan los preparativos desde la puesta a punto y decoración del árbol, hasta el montaje del Belén, pasando por elegir los regalos que les traerán los Reyes con esa frase que todos hemos repetido tanta veces…ese “me lo pido”…. Sin embargo, haciendo una lectura más allá de nuestro trabajo en el estudio con los niños y sus familias, nos hemos dado cuenta que, en realidad, son los papás y las mamás los que se lo están pasando pipa. Nos fascina ver como se emocionan los papás (más aún las mamás, hay que reconocerlo, por no hablar de las abuelas) cuando ven a sus niños celebrar sus primeras Navidades o como han preparado a conciencia vestuario y, a veces, hasta atrezzo personalizado. De verdad, estamos disfrutando tanto de esta campaña, qué tendrá la Navidad que a todos nos vuelve un poco más niños sólo con ver sus risas y entusiasmo… Viéndolos a ellos también comprobamos como los papás y hasta nosotros mismos recordamos cómo esperábamos y vivíamos la Navidad. Olor a chocolate calentito, el tacto de bufandas y gorros (y eso lo entenderéis más aún los que seáis de algún pueblo de interior como es nuestro caso, jejeje), cerrar los ojos y desear con todas tus fuerzas que los Reyes Magos adelanten la visita a tu casa porque estabas convencido de que te habías portado fenomenal, obviando aquel día que te peleaste con tu hermano o hermana y que esperas de corazón que ellos no lo hubiesen visto (eso lo hemos pensado todos creo yo jejejeje), compartir esos días de juegos interminables con tus primos y amigos más cercanos, cantar villancicos con los abuelos, que te regalen tu primera pandereta…. Con esto, sólo queremos decir que también es un regalo de Navidad valiosísimo que nuestros clientes de siempre y, también, los que están llegando por primera vez a nuestro estudio, confíen en nosotros para ser los encargados y únicos responsables de que toda esa inocencia, dulzura e ilusión sea plasmada en fotografías. Lo mejor de todo es pensar que, años después, esos pequeños y “locos bajitos” como dijera Serrat, tendrán nuestras fotografías para recordar los días más entrañables y felices de sus vidas, como ahora, a través de ellos, los estamos recordando nosotros. ¡¡¡¡Qué paséis una Navidad la mar de chula y gracias por, un año más, seguir confiando en nosotros!!!!

 
Noah -52