Embarazo 

Sesiones especiales de Seguimiento

Una de las sesiones más demandadas y que más eligen nuestras mamás es la de ‘Seguimiento’. Esta opción consiste fundamentalmente en la realización de un pequeña sesión de fotos mes a mes, desde que recibes la gran noticia, hasta la llegada de la fecha probable de parto. El objetivo es captar y poder plasmar la evolución de la barriguita y de la mamá hasta el nacimiento del bebé, un viaje apasionante y arduo que recordarás toda la vida y que nosotros nos encargaremos de fotografiar. 

Para ello es recomendable fijar un calendario de estas mini sesiones y buscar un vestuario único que se repetirá en cada una de las instantáneas para hacer más patente dicha evolución. Sin duda será un gran recuerdo para una etapa muy especial, significativa e irrepetible para cualquier mami. 

Sesión casual

Esta opción será una sesión básica en la que la mamá sólo llevará un cambio de vestuario, un decorado y todas las fotos se realizarán en nuestro estudio. Lo más recomendable es realizar esta sesión una vez haya comenzado el tercer trimestre, entre la semana 27 y 32 aproximadamente, y es que aunque cada embarazo evoluciona de una manera distinta, será la fecha en que la movilidad y comodidad de la mamá sea la más adecuada, además de percibirse con notoriedad una incipiente y vibrante barriguita. En esta sesión podrán participar tanto el papá como los hermanos mayores si los hubiera. 

 

Sesión trendy

Para esta sesión la futura mamá podrá elegir varios cambios de vestuario, tendrá varios decorados y la opción de realizar fotografías en exteriores. Es recomendable que cada mamá elija la ropa con la que se sienta más cómoda, vestidos holgados, alguna que otra camisa que nos facilite captar la barriguita, tops o incluso lencería sencilla, eso lo dejamos completamente a vuestra elección. También podéis añadir tocados, sombreros o adornos para el pelo. Con todo, nosotros también contamos con atrezzo, complementos y vestuario que pueden suplementar vuestra sesión de fotos. 

Y respecto al periodo de la realización de las fotos hacemos extensible la recomendación del apartado sesión casual: en el tercer trimestre, entre la semana 27 y 32 aproximadamente, porque aunque cada embarazo evoluciona de una manera diferente, será la fecha en que la movilidad y comodidad de la mamá sea la más adecuada, además de percibirse con notoriedad una incipiente y vibrante barriguita. Y en esta sesión, por supuesto, podrán participar tanto el papá como los hermanos mayores si los hubiera.



Newborn 

Sin duda una de nuestras sesiones favoritas pero también una de las más complejas y complicadas dadas las especiales circunstancias de nuestros pequeños protagonistas. De ahí a que sea imprescindible seguir una serie de pautas para que el resultado sea el esperado:

  • Las sesiones de recién nacido o newborn deberán realizarse entre el día 5 y 12 de vida del bebé. Esta premisa es imprescindible, cuanto más tiempo pasa más difícil es llevar a cabo la sesión, este es el momento preciso para ofreceros las máximas garantías y calidad en la sesión más esperada de vuestro hijo o hija. El motivo es simple, aún guardan la posición fetal, tienen más facilidades para quedarse dormiditos profundamente, lo que nos permite mayor soltura a la hora de cambiar posturas y posiciones 
  • Estas sesiones deben hacerse por las mañanas. Después de años de experiencia, sabemos que los bebés están más tranquilos y pausados. También es imprescindible que los papás vengan sin prisas y con tiempo, estas sesiones suelen durar entre dos y tres horas, porque es imprescindible respetar los tiempos del bebé y también de la mamá que aún sigue en el puerperio.
  • Para estas sesiones normalmente el vestuario, atrezzo y complementos lo ponemos nosotros. En nuestro estudio contamos con prácticamente de todo para realizar estas sesiones tan tiernas y especiales. Así que a menos que queráis traer algo muy particular nosotros os proporcionaremos todo lo necesario.
  • Como os decíamos al principio, es una sesión compleja, así que la paciencia y el cariño serán nuestra mejor arma. No podemos olvidar que cada bebé es un mundo, con unas características diferentes…los hay tranquilos, más inquietos y con diferentes reacciones, así que lo mejor es que os dejéis llevar y os mostréis lo más receptivos posibles para que la sesión transcurra y fluya con calma. Por supuesto, nos podéis comentar y transmitir todas y cada una de las dudas que tengáis, puesto que nuestro principal objetivo será que tanto el bebé como vosotros mismos disfrutéis y estéis lo más cómodos posible.
  • Es recomendable que vengáis sólo los papás, es decir, el núcleo familiar. También podéis incluir a los hermanitos, pero para ello, lo ideal es que entren al estudio sólo en el momento preciso de la realización de las fotografías, como os decíamos al principio, son sesiones largas y ellos se suelen aburrir, lo que puede suponer que rompan la calma y quietud que necesitamos para realizar la sesión newborn.
  • Y, por último, os recomendamos que prefijéis la sesión antes de que nazca el bebé. Aunque lógicamente esta fecha es variable, nos ayudará para reservar la fecha de la sesión y también os servirá de recordatorio una vez haya comenzado el caos tan maravilloso que os traerá vuestro hija o hijo.
Idioma